jueves, 22 de marzo de 2012

El Gobierno impone el 21% de aumento para estatales.

El Gobierno nacional se anotó un tanto en la pulseada salarial al imponer su pauta entre los gremios mayoritarios del sector público.

En las últimas horas, los sindicatos estatales de la provincia de Buenos Aires dieron su visto bueno a la propuesta de un aumento del 20,83%, con la condición de poder reajustar el valor en caso de que en la paritaria nacional de julio se fije un incremento superior. De este modo, los empleados públicos recibirán, en promedio, un aumento de hasta $500 que llevará el sueldo de la categoría más baja a 3.000 pesos.

Este es el segundo acuerdo salarial de importancia en el sector y marca un avance en la moderación pretendida por el Ejecutivo, después de que los docentes de la provincia aceptaron semanas atrás el mismo porcentaje de aumento en el distrito con mayor cantidad de trabajadores públicos del país, y por el cual se elevó la remuneración inicial a 2.900 pesos.

La Unión de Personal Civil de Nación (UPCN) había adelantado su posición la semana pasada, pero faltaba la repuesta de la Federación gremial de educadores bonaerenses (Fegeppba), el otro sindicato estatal de peso en la región, que ahora también hizo pública su aceptación. En una nota dirigida al ministerio de Trabajo, Fegeppba consideró que la propuesta oficial "es superadora de las anteriores realizadas, aunque insuficiente en términos porcentuales". Por ello, reclamó un "compromiso" del Estado provincial de reabrir la discusión salarial a mediados de año "pudiendo tomarse como referencia, a tal efecto, la paritaria de los trabajadores públicos nacionales".

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), en cambio, mantuvo su rechazo a la oferta y anunció nuevas medidas de fuerza, por considerar que la misma "sigue estando muy lejos de significar una recuperación real tras pérdida salarial que los estatales vienen sufriendo desde hace años".

A pesar de los fuertes paros llevados acabo por los sindicatos de docentes y ATE, la administración de Daniel Scioli se sumó a la lista de provincias que ya ratificaron la pauta salarial nacional y le dieron así un espaldarazo a la "sintonía fina" impulsada por la Casa Rosada.

En efecto, el Gobierno de Cristina Kirchner arrancó el año con la intención de fijar un "techo" cercano al 18% en el sector público. Y lo cierto es que el aumento firmado por los docentes y estatales bonaerenses se acerca más a las pretensiones oficiales que a los reclamos gremiales. En términos porcentuales, los sindicatos exigían una suba del 29% habida cuenta de que el año pasado habían conseguido, en ambos casos, un incremento cercano al 26%.

En este marco, las primeras señales de moderación salarial llegaron a principios de marzo, con las fuertes críticas de la Presidenta a los maestros, en la apertura de sesiones del Congreso y el cierre intempestivo de la paritaria nacional educativa por parte del Ministerio de Educación, que impuso una suba del 20% y un sueldo básico de 2.800 pesos. El ajuste representó nueve puntos menos de lo que pedían los docentes y, a pesar de que CTERA respondió con su primer paro nacional en 9 años, la medida oficial repercutió en varias provincias.

En Santa Fe, los estatales cerraron un acuerdo del 21%, divididos en dos tramos (18% en marzo y el 3% en julio), y en Buenos Aires, los docentes convalidaron ese porcentaje en una sola tanda para todo el año.

Esta semana se sumaron los estatales bonaerenses y los municipales cerraron un acuerdo por un incremento del 23% en La Plata, uno de los principales distritos de la provincia y que probablemente sentará precedentes para el resto de las 135 comunas.

Sin embargo, el capítulo estatal de las paritarias no está cerrado todavía y este miércoles asomó un nuevo conflicto, con el reclamo de los gremios de maestros para que se reabra la paritaria nacional. La jefa de CTERA, Stella Maldonado, advirtió que "la lucha actual de los docentes es la reapertura de las paritarias a nivel nacional" y agregó que "si bien se fijó el piso en 2.800 pesos, fue una propuesta rechazada unánimemente por los cinco sindicatos del sector, por lo que se presentó un recurso de amparo en el Ministerio de Trabajo y se pidió la reanudación de la negociación".

En tanto, los docentes de Santa Fe, nucleados en Amsafe, iniciaron el martes un paro hasta este jueves, en rechazo a la mejora del 21% en dos cuotas y a las críticas que vertió la semana pasada la Presidenta, cuando tildó las medidas de fuerza de "insensatas" e "injustas".

El acuerdo al que arribaron los estatales se liquidará a partir de abril y será retroactivo al 1 de marzo. El mismo prevé la incorporación de $200 al sueldo básico de los trabajadores de la administración pública, dependientes del poder ejecutivo (Ley 10.430), compuestos por la inyección de $130 incrementales, provenientes en parte de bonificaciones no remunerativas ni bonificables.

De esta manera, un agente ingresante de la categoría más baja que presta tareas 30 horas por semana percibirá un aumento de bolsillo de $485 y su salario se elevará de $2.895 a 3.380 pesos. Los auxiliares de la educación que recién ingresan y trabajan 30 horas a la semana, recibirán una mejora de bolsillo de $500, elevando el salario neto de $2.500 a 3.000 pesos. Y un incremento similar cobrará el personal hospitalario. Estas dos categorías representan a la mayoría de los empleados públicos y aquellos con menor poder adquisitivo.

En el caso de los municipales platenses, los dos gremios con mayor cantidad de afiliados, UPCN y el Sindicato de Municipales, aceptaron la oferta de las autoridades de una mejora del 23%, para elevar el sueldo mínimo de $1.660 a $2.050 que se cobraría con los haberes de este mes.

La recomposición se pagará con los haberes de marzo pero no será incorporada al básico de manera inmediata, sino mediante un cronograma de "blanqueo" que concluirá en septiembre.
fuente: iprofesional

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

2 comentarios:

  1. hojalá pagasen eso en la municipalidad de moron, que nos hacen cag.. de angustia cuando vemos que otros progresan y nosotros retrocedemos, anuncian aumentos de 35 % de sueldos lamentables como si eso no fuera mas que anuncios vacios y falsos, no es lo mismo el 20% de $2000 que el 35% de 900, sinverguenzas prometen 35%, dan 30% y a las categorias que llegan a $900 de basico, 20% a los que llegan a $1400 estos son sueldos intermedios?, y 15% a los de mas de $1400, dicindo que estos ultimos tienen sueldos altos?, y el intendente cobra 17 veces el 35% de aumento que le da a los sueldos mas bajos, mas los gastos recervados, que son muchooooooo mas que un sueldo de una PERSONA que trabaja 10 horas por dia, sinverguenzas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Este no es el que dejo Sabattella como intendente despues de cagarse en los que lo votaron a él?, No es Sabattella el que promueve con otro borocoto el derrocamiento de Scioli para quedarse en su lugar despues que el pueblo de Buenos Aires le dijo a los GRITOS que es un fracasado y que no lo quiere? No estoy a favor de Scioli, pero que Dios nos ampare si esta lacra llega a su objetivo

    ResponderEliminar